GESTION INTEGRAL DE PLAGAS


En SOS Seguridad Industrial, ofrecemos el servicio de Gestión Integral de Plagas (GIP), donde no solo identificamos las plagas presentes, sino que también realizamos un estudio detallado para diseñar un tratamiento personalizado. Nuestro compromiso va más allá de la erradicación inicial; garantizamos un control constante del servicio.

Con nuestro enfoque de GIP, implementamos medidas preventivas respaldadas por normativas de SALUD PUBLICA y la OMS. Este servicio no solo asegura la eliminación de plagas identificadas, sino que también previene su reaparición y evita la llegada de nuevas plagas. Nos enorgullece ofrecer no solo soluciones inmediatas, sino también tranquilidad a largo plazo para su entorno.

En SOS Seguridad Industrial, la garantía de que el problema no reaparecerá es fundamental. Nuestro compromiso con la seguridad y bienestar se refleja en un servicio completo que aborda todas las facetas de la gestión de plagas, proporcionando a nuestros clientes la confianza de un entorno libre de plagas de manera sostenible.

EL SERVICIO DE GESTION INTEGRAL DE PLAGAS CONSTA DE LOS SIGUIENTES PASOS:

Análisis Inicial: Se lleva a cabo una inspección minuciosa de las instalaciones, identificando las plagas presentes, sus posibles puntos de entrada y evaluando los tratamientos a emplear.

Elaboración del Plan de Manejo: A partir de los resultados del análisis inicial, se elabora un plan global. Esto incluye la elección de métodos y tratamientos más adecuados, así como el establecimiento de objetivos definidos.

Ejecución: Con el plan delineado, se procede a la etapa de ejecución. Aquí se aplican las estrategias y medidas de control de plagas previamente establecidas, garantizando una intervención efectiva.

Supervisión Continua: Después de exponer al cliente los descubrimientos y las necesidades para prevenir las plagas, comienza la fase de monitoreo constante. Esto implica un seguimiento regular para evaluar la eficacia del plan y realizar ajustes según sea necesario. El propósito es mantener un entorno libre de plagas a largo plazo.

Este enfoque completo asegura un control efectivo de plagas, abordando tanto la prevención como las acciones correctivas, y adaptándose continuamente a las condiciones cambiantes del entorno.